Un año inolvidable a la espera de otro mejor ……

por | Dic 15, 2021

Comparte en tus redes sociales

Finalizamos un nuevo año de nuestra vida turfística sumando otro año más a nuestra bonita historia que, poco a poco vamos haciendo más grande. Este año “13”, que iniciábamos con escepticismo ante una premonición de infortunio, resultó ser el año en el que la buena fortuna nos vino a visitar para regalarnos finalmente ese Gran Premio que durante tanto tiempo estuvimos buscando.

Una yegua alazana de nombre “Super Trip” nos deleitó con un veloz “super viaje” de 1´43´´segundos  para llevarnos a la victoria del Gran Critérium 2021 dejando a más de seis cuerpos al segundo que se atrevió a pasar por meta. Para el recuerdo quedará como el primer grande en nuestras vitrinas, que suma y seguirá con nuevos que estamos seguros vendrán en el futuro.

Un año en el que como siempre, hemos disfrutado, no solo por ese Gran Premio, si no por las 4 victorias obtenidas en España y Francia, y otras 15 colocaciones para finalmente obtener un totalizador de más de 73.000 euros en premios, y posicionarnos en el Top-12 de los propietarios en España 2021. Con 30 salidas en el año, hemos logrado estar 19 veces en el pódium con una ratio del 63% en el medallero, y el 74% en puestos remunerados.

Damos un repaso a nuestro transcurrir del año y previsiones para el nuevo año que comenzaremos en breve. Comenzábamos el año con Eduardo Buzón como preparador bajo la tutela de cinco ejemplares, “Barbarigo”, “Kendaya”, “Powerful Sole”, “Highrock Blue”, y una joven “Oceanic Blue”. Como en años anteriores, éramos conocedores de que difícilmente finalizaríamos el año con todos y cada uno de ellos. La experiencia de años anteriores nos decía que la probabilidad de que hubiera bajas o nuevas altas en el transcurso del año era tan altas como que en un día de verano se pusiera a diluviar, y el transcurrir del año confirmó la sospecha.

El viejo “Barbarigo” era el que más papeletas tenía para decir adiós en este año, pero el material genético que porta este gladiador se impuso a cualquier raciocinio, y terminó el año con una secuencia de cinco veces consecutivas en el pódium. Bajo las jóvenes manos de Román Martín desde agosto, supo llevarlo con el cuidado y delicadeza que un “viejo” requiere, y su apuesta fue tan firme, que el caballo lo agradeció con honrosas recompensas. De las nueve salidas a pista en el año, siete veces se posicionó en el trío, una ratio para seguir puliendo y dando forma a su monumento en la yeguada cuando le salga de los coj….., (perdón que no tiene), quiera retirarse. Solo le faltó esa victoria que sin duda merecía, y que ya dejaremos para el próximo año. Estará presente en nuestro cartel presentación para 2022 liderando un año más la banda roquera y, ahora sí, no nos atrevemos a decir que sea definitivamente el último. Él nos dirá durante el año en función de cómo se sienta, y cuantas ganas tenga de seguir en competición, pero visto lo visto, lo mismo “Super Trip” se hace mamá, y él sigue apretando el filete….

Kendaya” se ha hecho adulta y se parece ya poco físicamente a esa dos añitos que estuviera a punto de llevarse el GP Acpsie en 2020 en su segunda salida a pista. Había muchas papeletas de valor puestas en ella en esta su edad clásica y, aunque sumó dos bonitas y serias victorias en la línea recta, una en España y otra en Francia, un precoz enfrentamiento a viejos voladores con el cuchillo entre los dientes a mitad de temporada, y un intento de cambio por ampliar su metraje, la llevó a hacer algún borrón en un bonito cuadro que venía pintando desde hacía tiempo. A sus cuatro años, toca ya comerse el mundo y situarla en la élite de los mejores velocistas de nuestro país. Ha demostrado tener mucha velocidad, posee físico para ello, y estamos seguros de que, ya en su mejor edad para afrontar la dura competición, será referente en las pruebas de pura velocidad. De entrada, pondremos el listón alto para ir a por los títulos de entidad aquí en España y con alguna incursión a tierras francesas para intentar robar un «negrita». Tenemos mucha confianza en su calidad y queremos abordar un año en mayúsculas para preparar su curriculum de cara a vestirla de premamá de cara a 2023.

Powerful Sole” no comenzó bien el año en la cuadra y poco a poco, primero el preparador, y después nosotros, perdimos la confianza en su continuidad tras cinco salidas sin marcar una sola mueca en su pequeño revolver. Buscamos una salida para él en competición y el agraciado fue el “Zorro Anaya”, quien descubrió la cuerda desafinada que alteraba la consonancia de la sinfonía, y en poco tiempo orquestó otra pequeña obra maestra sacada del bolsillo. A partir de ahí, poco más que decir. Nos alegramos por su recuperación y por los nuevos éxitos que regaló a sus nuevos propietarios que han disfrutado de él desde su misma adquisición.

Highrock Blue” venía de un fantástico año clásico cargada de buenas sensaciones. Como nuestro primer producto de cría, disfrutamos mucho de esas primeras recompensas con varias colocaciones y una victoria en sus primeras salidas, pero tras un final de temporada en un enfangado GP Nacional, ya nunca volvió a querer competir galopando. Comenzamos con ilusión su madurez entendiendo que ese borrón se podría difuminar con un merecido descanso invernal, pero tras cuatro intentos, vimos claramente su sufrimiento en competición y, con todo el cariño del mundo, la devolvimos a una vida mucho más sosegada. Hoy disfruta de la doma clásica, que para un pura sangre inglés podría incluso sonar amanerado, pero por el cariño que tenemos, no se lo tendremos en cuenta. Ella es feliz, parece tener condición en una competición mucho más apacible, y nos alegramos por ella. Que nuestra primera hija siga danzando entre violines a paso cambiado, un padre lo perdona todo…..

“Oceanic Blue” es su propia hermana con muchas más hechuras y fortaleza física. Nos fue creando muy buenas impresiones en sus primeros galopes a dos años. Debutó ya de la mano de la nueva preparación con Christian Delcher y, de tres salidas obtuvo dos terceros puestos. Sin tener precocidad en su genética y todavía muy verde, ya nos ha demostrado que tiene calidad para la competición y parece menos afeminada que su hermana. Su preparación ve en ella mucho progreso y, aunque posiblemente no llegue a valores de gran premio, es seguro que disfrutaremos mucho con ella en esta su edad clásica que comienza en breve y obtendremos la recompensa de la victoria. Para un padre, que sus dos primeros productos de cría pasen por ganadores es todo un orgullo. Esperemos que con el tiempo no siga los pasos de su hermana en la danza clásica. Sin duda, sería para hacérnoslo mirar ……

“Kendor Blue” fue nuestra apuesta a comienzos de año convencidos de su gran calidad basado en un fantástico origen clásico. Lamentablemente, “entre ponte bien y estate quieto” se le fue el año sin poder debutar, también debido a su paso por quirófano a mitad de año para solventar un pequeño problema físico que le tuvo fuera de combate un mes. Su buena condición y su puesta en marcha en septiembre ofrecieron muy buenas sensaciones a su jefe sobre la calidad que todavía no ha podido aflorar en competición. Al bonito y ya cuajado tordo muy posiblemente lo veamos debutar en las primeras jornadas de primavera, y ahí podremos constatar si todo lo que reluce por fuera es del noble material del que parece estar hecho por dentro. A cruzar los dedos con este atrasado hijo de “Kendargent” del que llevamos esperando su botadura desde que las primeras flores aparecieron por primavera, y todavía no sabemos si le quedará bien la mantilla.

A mediados de un caluroso mes de agosto traspasamos toda nuestra cuadra a las manos de Christian Delcher, una vez Eduardo Buzón nos anticipara su decisión de volver a Marruecos a entrenar un reducido lote de 150 caballos. Evidentemente, se hacía difícil poder retenerlo en nuestro país por mucha amistad que hubiera por medio, así que dejamos nuevamente volar al mirlo blanco y comenzamos nueva andadura. En ese momento, tras la salida de “Powerful” y “Highrock” necesitábamos nuevas motivaciones y, de la mano de Christian Delcher como nuevo preparador, le solicitamos la incorporación de un nuevo bebé a bordo de dos añitos pero sin chupete, con la intención de hacer algo grande. Apenas dos semanas después echábamos papeleta por la adquisición de “Super Trip” en reclamar francés, y nuestros boletos obtuvieron premio. A finales de agosto la futura princesa del Gran Critérium estaba ya trabajando en Madrid a 40 grados casi en secreto y desapercibida. Aquella encubierta apuesta nos dejó un debut con un segundo puesto en la preparatoria, una victoria posterior para que los rivales fueran sabiendo a qué se enfrentaban, y la gran victoria en el Gran Premio como guinda del pastel. Es evidente que la princesa tendrá que defender su título de mejor dos años en 2022, y eso nunca es fácil, pero tenemos mucha confianza en ella, y estamos convencidos que no bajará un ápice el nivel demostrado a dos años en su nueva edad clásica que, por su genética, debería incluso aumentar aún más el valor mostrado.

Para finalizar los fichajes de invierno de cara al próximo año, volvimos a darnos una vuelta más por la subasta de octubre de Arqana y, tras varios intentos fallidos en pujas previas, encontramos muy escondido entre páginas y páginas del extenso catálogo un yearling que comercialmente no era muy atractivo por origen, pero cuya fachada exterior alentaba a su compra. La puja se puso más dura de lo que inicialmente habíamos pensado, pero finalmente pudimos firmar el traspaso, y en dos días estaba en Madrid aprendiendo el idioma. Los futboleros de casa pronto lo bautizaron con el nombre de “Lukaku” en clara referencia al oscuro de piel, fornido y potente jugador del Chelsea que corre como un gamo, y patea como un elefante. Su doma, aprendizaje y primeros canters, (nos referimos al caballo) parecen decirnos que no nos equivocamos en la elección. Aun así, es muy pronto para confirmar si tendrá el nivel para competir defendiendo nuestros colores, pero como todo yearling trae en la etiqueta, la ilusión es lo que prevalece, y lo que el destino depare, lo iremos disfrutando o poniendo en conserva con el tiempo. De momento, pinta muy bien el robusto y negruzco “Lukaku”, y parece tener también esa precocidad que buscábamos en la compra para un año muy especial en el programa 2022 de los dos años.

Terminamos un año 2021 con buenas sensaciones, y con las mismas o mejores comenzaremos el siguiente como cada año. Será nuestra 14ª temporada, número que según la numerología  está relacionado con la consecución de metas y deseos. Nuestra meta aún no la tenemos muy definida, vamos tranco a tranco….. pero nuestro deseo si que lo tenemos claro, y no es otro que seguir disfrutando un año más de este apasionante mundo. Para eso, necesitamos la ayuda de todos los estamentos de nuestro turf y, tras muchos años de luchas y proyectos estériles sin conocer la luz, parece que 2022 sí será un prometedor año para el lanzamiento definitivo de poner a nuestro sector en órbita. Estamos muy cerca de conseguir los objetivos económicos que durante muchos años ansiábamos, y es hora de orbitar otros mundos desconocidos para nosotros, pero del todo necesarios para nuestra industria. Estaremos muy pendientes de los nuevos cambios que, de la mano de la Asociación de Hipódromos, el nuevo JCE que inicia andadura con nueva presidencia, y todos nuestros hipódromos de la misma mano, nos trasladen a un mejor escenario por el beneficio de todas las conexiones de nuestro turf.

Para terminar, no queremos olvidar los agradecimientos a todas las personas que, de una forma u otra, han estado a nuestro lado durante este año. Sería muy larga la lista nominal, pero sabemos que todos y cada uno de los jockeys, mozos, veterinarios, transportistas, profesionales, aficionados, herradores, responsables y dirigentes de hipódromos, Asociaciones, amigos, y un largo etc… se identificarán personalmente. Especialmente, damos las gracias a los tres profesionales directos que estrechamente han estado a nuestro lado. Eduardo Buzón como entrenador en la primera parte del año deseándole le vaya muy bien por tierras magrebíes, Christian Delcher en la segunda mitad del año confiando tener a su lado otro bonito año, y nuestro jockey Ignacio Melgarejo que, aún en un año maltrecho de lesiones, ha demostrado su profesionalidad y empatía por nuestra cuadra brindándonos bonitas e inolvidables victorias. Por supuesto, no olvidamos dar las gracias también a una promesa futura como es Román Martín con el que seguiremos contando en 2022.

Ahora sí, terminamos con nuestro sincero deseo a todos los profesionales, propietarios, responsables de nuestros hipódromos, y demás estamentos de nuestro turf tengan una Feliz Navidad, y toda la prosperidad, salud, trabajo, y éxitos personales que se pueden desear para un 2022.

Artículos relacionados

Primeros entrenos en las vallas madrileñas!!!

Hoy, todos los que estábamos en el Hipódromo a media mañana hemos disfrutado del primer entreno sobre la fibra de los debutantes en las vallas madrileñas. La verdad es que la expectación ha sido máxima, ya que nunca había visto tanta gente en un entrenamiento matinal....

Orlov, se despide de DH con un segundo!!!

Orlov, se despide de DH con un segundo!!!

Buscaba su primera victoria del año nuestro querido 'Orlov' en esta su última tentativa en el hipódromo sevillano en esta temporada, pero no pudo ser al final. Un magnífico 'Diamante Blanco' con una espectacular forma en 2013 (2 victorias en las dos salidas a pista a...

CATEGORÍAS

PUBLICACIONES DE TWITTER

PUBLICACIONES DE INSTAGRAM