Actualidad

Subasta Acpsie´20, la ruleta de la fortuna comienza de nuevo a girar

Pinterest LinkedIn Tumblr

El Gran Premio de la Subasta Acpsie 2020 se ha convertido este año en la prueba de mayor dotación de nuestro calendario, siendo la única prueba a disputar en España que no se ha visto afectada por el efecto covid19, manteniendo la dotación convenida por la ACPSIE y HZ el pasado año. La jugosa dotación de esta prueba asciende a 67.500 euros a repartir entre los siete primeros potros y potrancas de dos años que pasen por meta el próximo domingo, con un más que suculento premio al ganador de 40.000 euros.

Esta carrera, ya muy consolidada en nuestro calendario desde 2008, tiene como principal objetivo fomentar nuestra cría nacional con productos presentados en nuestra subasta ACPSIE, que sirve como escaparate de nuevos yearlings criados o recriados en las diferentes yeguadas de nuestro país, y que sirve también como financiamiento a la Asociación de Criadores, que aporta a este Gran Premio una importante cifra en su dotación. La propia subasta y este Gran Premio, son uno de los pilares y referentes de nuestra cría nacional por la que debemos seguir apostando, si queremos finalmente construir esa industria que todos deseamos. Estos dos grandes acontecimientos se construyen sobre los cimientos de nuestra desnutrida cría, que no son otros que el arduo y, muchas veces infravalorado trabajo que ejercen las diferentes yeguadas de nuestro país partiendo de exiguos e insuficientes recursos económicos para dotarlas de fortaleza. Este año, con mucho esfuerzo por parte de la Asociación de Hipódromos, se ha vuelto a confirmar para nuestra cría del PSI la subvención anual por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación por un importe total de 450.000 euros, de los que 350.000 se destinan a la dotación de pruebas para nacionales en los diferentes hipódromos de España, y los 100.000 restantes como ayudas directas prorrateadas a las diferentes yeguadas. Aunque agradecemos estas ayudas estatales para fomentar nuestra cría, sigue siendo necesario buscar nuevas vías de financiamiento para incrementar e incentivar a las diferentes yeguadas, y optar de esta forma a tener mejores yeguas de cría, mejores sementales y, por ende, mejores productos nacionales que sirvan de cuna a nuestro turf patrio, enormemente debilitado todavía ya bien entrado el siglo XXI.

Es ya más de un siglo de desventaja con respecto al turf inglés, irlandés, francés o americano, como principales referencias a nivel mundial. Un ejemplo claro mucho más cercano en el tiempo es el que nos ofrece la cría en Alemania. Un turf donde apostaron fuertemente por esas ayudas a nivel nacional para convertirse 40 años después en otro de los referentes europeos. Para nosotros, este debería ser nuestro espejo tratando de simular sus inicios partiendo de pequeñas yeguadas que contribuían con uno o dos productos de nivel con el único sentido de incrementar la calidad de sus líneas nacionales. Es importante conocer que, en un turf alemán con gran fortaleza, apenas afloran 1.000 nacimientos al año distribuidos entre más de 400 pequeñas yeguadas distribuidas a lo largo del fértil territorio germano, una ratio que nos demuestra que, por encima de todo, prevalece la calidad a la cantidad como principal base donde se nutre el turf alemán. Otro detalle importante se acuna en que la comercialización del producto nacido no es el principal objetivo de la yeguada alemana. La gran mayoría de esos modestos pero competentes productores crían sus  productos de alta calidad con gran orgullo y dedicación para defender en la mayoría de los casos sus propios colores después como propietarios, o poner a disposición de otros propietarios esos foals o yearlings a través de tratos directos o subastas nacionales. Este sensato y sencillo objetivo individual, pero a la vez colectivo y comunal, es la clave que hace engrandecer líneas y productos de nivel internacional, a la vez que contribuye al desarrollo de cabaña en su país.

De vuelta a nuestra realidad, el flamante Gran Premio de la subasta 2020 cuya dotación podría incluso compararse con una buena dotación europea de G3, viene precedido por todos aquellos productos que se presentaron en el ring de la subasta 2019, y que es premisa indispensable para poder optar a estar presente en la gran final del Gran Premio a disputar este próximo domingo. El largo camino hasta llegar al partant definitivo tiene su inicio el pasado año con los 76 lotes iniciales inscritos en la subasta 2019, donde finalmente, fueron 65 los que se presentaron en el ring después de 11 bajas de última hora, con un totalizador de 520.000 euros en adquisiciones directas y 101.000 euros en re-compras posteriores.

Desde ese mismo día, cada preparador, como responsable de esa nueva ilusión adquirida, se ponía en marcha con esos primeros trabajos de doma previa que, junto con los orígenes de cada producto y el sentido común para intentar captar en esos primeros meses de liviano trabajo el potencial y la precocidad del potro, darán lugar a la decisión de ir confirmando matriculas hasta el objetivo final del Gran Premio. Es un trabajo monótono, sacrificado y plagado de dudas que en muchos casos derivan incluso en desasosiego si las cosas no fluyen positivamente, pero la enorme y nueva ilusión del tándem “preparador-propietario” con ese melón sin abrir, suple con creces un periodo inicial de total incertidumbre, que es necesario ir despejando ya en la primera inscripción. Desde esos primeros momentos, muchos se irán quedando en la cuneta de un largo y pedregoso camino, bien sea por su condición genética con líneas atrasadas, por posibles problemas en su salud o crecimiento, o simplemente porque ese producto seleccionado no tiene los suficientes mimbres para atacar la alta competición.

Apenas cinco meses después de la subasta llega el primer envite. El pasado 5 de marzo fue la fecha límite para esa primera inscripción, tal y como se recoge en las Condiciones Generales de la subasta y, en ella, de los 65 productos con derecho y privilegio, 15 decidieron no afrontar un prematuro reto, confirmando ese primer corte un total de 50 potros y potrancas que continuaban su camino. Es habitual que esta primera inscripción se realice sin demasiados argumentos fidedignos. Apenas se ha tenido tiempo suficiente para extraer conclusiones, pero al no haber posibilidad de reenganche futuro, es necesario en muchos casos pasar este primer corte y esperar que el transcurrir de la primavera comience a despejar dudas para afianzar el compromiso. Por el contrario, los caídos en esta primera fase se postularán definitivamente a su edad clásica con mucha mayor relajación que, en muchos casos, sirve para cuajarse y continuar su crecimiento natural con una mayor probabilidad de éxito a partir de los tres años.

Una segunda criba se acercaba tras una atípica temporada primaveral, donde los efectos de la pandemia causaron muchos estragos y, apenas se tuvo tiempo de evaluar los trabajos matinales por falta de programa y carreras. La segunda inscripción se formaliza antes del 16 de julio y en ella vuelven a pasar el corte 37 potros y potrancas que quedarán ya oficialmente confirmados antes de la matricula oficial por parte de HZ. Otros 13 potros no consiguen la suficiente confianza por parte de sus responsables y muchos de ellos esperarán también pacientes a su edad clásica para comenzar su andadura. De esos 37 privilegiados hasta esa fecha, solamente pasan por su bautismo en pista tres de ellos: “Tunante”, “Monterredondo” y “White Sock” que debutan en la prueba señalada del “Primer Paso”. Todos los demás, permanecen a la espera de debutar a finales de julio y temporada donostiarra. Es evidente que existen a esa fecha potros y potrancas que ya han debutado y que poco a poco deben ir consolidando su opción para estar presentes en el partant final. Aun así, todavía figuran en esta lista previa ejemplares que deberán progresar durante el caluroso mes de agosto y ofrecer las mínimas garantías para llegar a la matricula oficial que se hace efectiva en septiembre por parte del Hipódromo de la Zarzuela.

Las dos previas por parte de Acpsie dieron paso a la matricula oficial por parte del Hipódromo de la Zarzuela el pasado día 2 de septiembre, coincidiendo con las matrículas para los grandes premios de otoño. De los 37 ejemplares que hasta aquí llegaron, confirman su andadura y sprint final 27 elegidos, entre los que figuran buenos potros ya ganadores durante el verano, y donde aún quedan sin debutar 15 de ellos hasta esa fecha. Destacan hasta entonces nombres que empiezan a sonar con fuerza como “Brujilda” y “Asturias” como ganadoras y referentes de la Yeguada Rocío que, por su parte, son asiduos para ganar este GP como así lo hicieran en 2015 con “Argüero”, en 2016 con “Rompeolas” y en 2018 con “Ategorrieta”. También muy destacable la victoria de “Tunante” en Lasarte que, de igual forma, se perfila en un primer grupo de favoritos antes de que poco a poco se vayan mostrando y uniendo más ejemplares en pista durante las primeras jornadas otoñales ya en Madrid. Son los tres ganadores hasta la fecha y se han ganado ya por derecho propio su pase a la gran final a la espera de que se unan nuevos ganadores en las cuatro primeras jornadas de otoño y otros tantos buenos colocados que tienen también su ilusionante opción.

Durante el mes de septiembre inician su andadura obligada la segunda y última hornada de buenos potros y potrancas que han estado guardando sus cartas hasta el momento. El sentido común nos haría pensar que las posibilidades de éxito para esta segunda hornada son significativamente menores que los que hasta la fecha, ya tienen un bagaje importante en competición con dos o tres salidas, pero por otro lado, la precocidad de esos primeros debutantes de julio tiende a igualarse en estas fechas otoñales que coinciden con la primera madurez de un caballo de carreras. Esta nueva promoción, muy posiblemente no llegue a la gran final con la experiencia en la competición como sus predecesores, pero a cambio tiene la frescura, y en muchos casos, un desarrollo mucho más natural que debería igualar sus opciones.

Con ese matiz, la segunda hornada nos presentó en la primera jornada de septiembre nuevos debuts y nuevos ganadores como “Giannina”, que después de su presentación donostiarra con un buen segundo, batió a la ya ganadora “Asturias” en su segunda salida. Muy digno debut también de “Tokyo”, del patio de Jesús López, que con un buen cuarto se ganaba el derecho a estar en la gran final. La siguiente semana se disputaba el premio Miguel Angel Rivera, penúltimo tren para aquellos debutantes que quisieran subirse con destino al gran premio. “Danko” salió victorioso con descaro y se suma a la lista de ganadores y favoritos, acompañado de “Isabella” que repite segundo puesto con buenas maneras.  Estamos a estas alturas ya muy cerca de enfilar la recta definitiva y muy pronto llegaría el primer forfait. Ya no hay demasiadas dudas al respecto de cada uno. Ha sido un largo recorrido de mucha distancia, desde que el pasado octubre comenzara una nueva ilusión para cada uno de ellos. Posiblemente, no lleguen los mejores a esta gran cita, pero sí los que se lo han merecido por méritos propios.

 

LOTES SUBASTA ACPSIE  LOTES EN EL RING 1ª INSCRIPCIÓN ACPSIE 2ª INSCRIPCIÓN ACPSIE MATRICULAS HZ 1er
FORFAIT
2do FORFAIT PARTANT DEFINITIVO
18/09/19 19/10/19 05/03/20 16/07/20 02/09/20 28/09/20 12/10/20 13/10/20
76 65 50 37 27 24 13 13

El pasado 28 de septiembre se produce el primer forfait oficial. Bajan del tren solo 3 potros que dejan paso libre a los 24 restantes que mantienen sus opciones. Esa misma semana pasa el último tren para debutar en el “Premio Ramón Mendoza”. Ya no queda más tiempo y se suben a él tres potros más para hacer un total de 20 bautizados en pista hasta la fecha. “Lightningsun” resuelve su bautismo con un buen tercero para ganarse su boleto. Todo está ya prácticamente decidido y el segundo y último forfait de esta misma semana despeja todas las dudas de un largo año. Algunos, inmerecidamente se han quedado a las puertas del éxito que supone participar en el mejor Gran Premio del presente año. El partant definitivo proclama a 13 privilegiados para optar a la gloria. Entre ellos, destacan los 5 participantes con medalla de oro (“Danko”, “Brujilda”, “Asturias”, “Giannina” y “Tunante”) y otros 4 con plata y bronce que, junto con el resto de valientes, conforman un fantástico partant digno de Gran Premio. De aquellos 65 yearlings que se presentaban, muchos de ellos con la mirada perdida en el ring con poco más de año y medio de vida, 13 finalistas harán su primer desfile el próximo domingo ante la atenta mirada de todos los presentes en una jornada señalada en el calendario desde hace muchos meses. Han crecido, se han hecho casi adultos, y salen a competir su primer Gran Premio para comenzar a ganar adeptos entre los aficionados que, de alguna forma, renuevan también sus ilusiones con nuevos nombres que comenzarán a sonar con fuerza ya desde su edad clásica. Llegó la hora de la verdad y solamente quedan 1.400 metros para proclamar al ganador o ganadora de aquella Subasta´19 después de un largo recorrido. Atrás quedaron las dudas y un trabajo impagable por parte de esos profesionales que, día a día durante un largo año, cuidaron y extrajeron todo el talento y calidad de un potro de dos años que el próximo domingo buscará recompensar ese esfuerzo a preparador y propietario.

Hasta aquí el resumen de la ilusionante trayectoria de un año en el que todos los deseos de fantasía se pueden convertir en una hermosa realidad. El próximo sábado la ruleta de la la fortuna comienza de nuevo a girar con la nueva subasta ACPSIE 2020. Un total de 56 nuevos yearlings nacidos, criados y recriados en nuestras yeguadas buscarán su futuro en la competición de la mano del nuevo propietario y preparador que remate su compra en el ring. Este año nuestra subasta se ha convertido más que nunca en un gran escaparate nacional con el 88% de los lotes como productos nacionales nacidos en nuestras yeguadas, y solamente un 12% de importados. Ineludible cita por tanto para ser testigos y protagonistas de un dulce sueño que de nuevo comienza a girar, y que este año, comienza incluso tres días antes a través de la novedosa plataforma “Utens” (www.utens.es) desde donde se podrán ver los primeros vídeos de los protagonistas, y donde también se podrá comenzar a pujar de manera online a partir de mañana.

Por la parte que nos toca como propietarios y criadores, somos también afortunados de haber llegado a la gran cita del Gran Premio ACPSIE 2020 con nuestra potranca “Kendaya”, como segunda hija de “Free Eagle” en nuestro turf. Su predecesora “Guerreira” nos ha puesto el listón muy alto, pero nuestra ilusión ya va por delante de este difícil reto. Su debut hace apenas un mes nos deparó un muy digno cuarto puesto por detrás de los tres curtidos potros del verano, y muy por delante de los debutantes de esa carrera. Es evidente que necesitamos recortar muchos cuerpos de valor con respecto a nuestros rivales con mayor experiencia, pero la potra ha ganado mucho desde esa carrera y aunque el tiempo ya no da para mucha más mejora, la tremenda ilusión suple la estrechez de nuestras opciones. Cajón 1 en el sorteo que tendremos que aprovechar con una mejor salida que en su debut para poder optar a estar entre los cinco mejores, que es nuestro principal objetivo.
Afortunados también porque en esta próxima subasta presentamos como criadores con el lote 29 a la segunda hija de nuestra yegua madre “High Brooklyn”, propia hermana de “Highrock Blue”, cuyos resultados en pista no pueden ser más ilusionantes con una victoria y tres colocaciones de sus cuatro únicas salidas en 2020, que supone alzarse como uno de los mejores productos nacionales en edad clásica en ganancias, y con serias opciones para el GP Nacional de este año. Esta segunda hija de nombre “Oceanic Blue”, se presenta con mucho mejor físico que el que tuviera su hermana de yearling, mucho mejores aplomos, excelente carácter, voluminosa grupa, y con la ventaja de llegar a la presentación ya domada después de trabajos previos de pre-training desde nuestra yeguada. Si dentro tiene el mismo coraje y corazón que su propia hermana, podemos estar hablando de una galopadora futura de mucho nivel nacional. Nuestra primera intención es mirar al espejo de esa cría alemana y disfrutar de ella defendiendo nuestros colores, aunque también sería un enorme orgullo poder disfrutar de ella con los colores del que tenga a bien confiar y apostar por ella en esta nueva e ilusionante línea creada “made in Spain”.

Estar aquí ya es todo un privilegio para todos los responsables. Gran trabajo, mucha suerte y enhorabuena para todos, y que el mejor se embista la flamante manta de campeón de nuestro Gran Premio ACPSIE 2020 y se convierta en uno de esos caballos referentes de nuestro turf venidero.

Escribe un comentario