Actualidad

Oro para Barbarigo y bronce para Highrock Blue

Pinterest LinkedIn Tumblr

Muy pocas veces pisas el césped del paddock, previo a una carrera con la plena confianza de que tu caballo va a pasar por ganadores en apenas cinco minutos. Es una auténtica osadía y desvergüenza hacerlo público anticipadamente porque puedes quedar después como “Cagancho en Almagro”, aquel joven torero de los años 20 que provocó una avalancha de acérrimos seguidores, que se desplazaron en masa a la localidad manchega para disfrutar de su arte con la muleta, y que ese día demostró tanta cobardía que salió corriendo entre pitos, insultos y algún que otro mamporro. Pero ayer, “Barbarigo” tenía tantas luces encendidas para hacerlo bien que parecía imposible que no lo viéramos en recinto de ganadores. Su preparatoria donostiarra había sido muy buena, la distancia sobre los 1.400 metros era ideal para su nuevo cambio en entrenamiento dirigido al sprint, su forma era óptima, estaba muy bien situado en hándicap con un peso muy cómodo, y teníamos la mejor monta con la que podíamos contar. Todo a favor y absolutamente nada en contra. A ganar!!! Fueron las últimas palabras que dirigí a Borja Fayos al subirse a su montura.

Barbarigo” partió rápido desde cajones exteriores y muy pronto se vio superior y con la confianza suficiente para coger la punta con valentía y comandar la prueba, como hacen los buenos caballos. La corta distancia hizo que en apenas treinta segundos ya enfilara la recta final liderando el lote, y solo un fustazo en el poste de los 200 metros consolidó una clara victoria con casi dos cuerpos de ventaja sobre el segundo. Carrera fácil y envite conseguido con la solvencia esperada. Hacía más de un año que el bueno de “Barbarigo” no se reencontraba con la victoria, y eso es mucho tiempo para un caballo que desborda calidad y mucho tesón. Fue en este mismo “Premio Caporal” del pasado año donde consiguió su última victoria. Desde entonces, una larga y mala racha que para nada se merecía este noble y corajudo hijo de “Canford Cliffs”. Nos alegra mucho, primero por el caballo que ansiaba esta dosis de moral, y en segundo lugar por el “prepa”, Eduardo Buzón, que necesitaba esa primera victoria como agua de mayo, después de su regreso a nuestro circuito. Buenas colocaciones en muchas de sus salidas no eran suficientes para colmar la confianza que un preparador necesita, y esta victoria seguro que le provoca ese punto de inflexión de cara a su futuro profesional. Vaya por delante nuestro agradecimiento y enhorabuena por esta primera victoria en el reencuentro con nuestros colores, y que sin duda, contagiará a todo el patio. Muy felices también por la victoria de dupla con “Borja Fayos”. Tras casi cuatro años intentándolo con varias colocaciones, por fin ayer cruzó el poste de meta en primera posición y se quitó ese extraño maleficio. No era normal que el binomio de un caballo bueno con un excelente jockey pudiera tener tan mala fortuna en el tiempo. Después de esta victoria, punto de mira en el próximo “Andrés Covarrubias” sobre esta misma distancia, antes de su descanso estival. Octava victoria de “Barbarigo” que dedicamos a “Emma”, una amiga especial que no está pasando sus mejores momentos en cuanto a salud se refiere, y que brindamos esta victoria para sacarle una sonrisa, y darle todos los ánimos en esta larga lucha que comienza.

La noche había comenzado muy bien y volvíamos de nuevo al paddock previo para reencontrarnos con “Highrock Blue” en la quinta de la jornada. Muchas luces también en verde después de sus dos buenas actuaciones previas, pero en esta ocasión con algún punto en contra. Era la primera vez que corría contra viejos y machos, primera vez en la fibra, y primera vez también con mucho plomo en la silla. Habíamos dejado pasar el tren de su posible participación en el “Oaks” con la única intención de hacerla ganadora y buscar esa confianza que necesitaba con vistas al próximo otoño, pero la mala fortuna en el recorrido como su anterior, nuevamente pasó factura. No demasiado brillante en su salida de cajones, tragó mucha arena durante gran parte del recorrido. Por los palos, embutida en mitad del lote y sin posibilidad de escapatoria, Borja Fayos no tuvo más opción que aguantar esa posición. Al iniciar la recta definitiva, en posiciones muy retrasadas, buscaron el hueco, pero no fue fácil y tuvo que pegarse con muchos caballos recibiendo un par de golpes que desestabilizaron su acción en un momento crucial. Aún así, pudo recuperar muchas posiciones para pasar tercera por el poste de meta, siendo la única tres años que se partió la cara contra los viejos del lote, y con 1,5 kilos más que los que coparon la gemela, dato este a considerar que nos deja incluso con mejor sabor de boca. No se consiguió el objetivo de la victoria, pero a cambio, consolidó su fuerte carácter y corazón que son atributos principales en la esencia de un caballo de carreras. Nos quedamos con ese importante detalle de coraje y valentía para conseguir dos bronces y una plata en sus tres salidas a pista, que son prueba fehaciente para pensar que muy pronto se colgará el oro.

Fantástico inicio de semana con las buenas actuaciones del jueves, que nos da mucha confianza para la próxima salida del domingo con “Powerful Sole”. El pequeño hijo del gran “Sir Percy” llega también en excelente forma y en busca nuevamente de su opción tras una buena reaparición donostiarra, al igual que lo hiciera “Barbarigo”. Su mayor hándicap en este nuevo sprint es el plomo que recarga debido a su alta valoración, pero es lo que hay y tenemos que competir de esa forma. Después de esta, sabremos si los handicappers estaban en lo cierto, o deben rectificar, siendo nuestro deseo que su alta valoración actual esté en consonancia con la calidad del caballo. Monta para Ignacio Melgarejo que nos descarga ese kilo y medio que lo sitúa con mucha mayor probabilidad y que nos sirve para competir con esos 60,5 finales como top de la escala. Su última actuación con él fue su reciente en Lasarte para hacerse con un muy buen tercero por detrás de buenos caballos de valor como “Billycock Hill” y “Arab Poet”. En este hándicap puro no hay cocos de gran valor, pero hay muchos con el cuchillo entre los dientes que van a dar mucha guerra. Por nuestra parte, trataremos de ir en conserva durante todo el recorrido y lanzar al caballo en los últimos 200 metros aprovechando su gran cambio de ritmo. La llegada se prevé muy cerrada y solo un par de cuerpos decidirán entre ganar o estar incluso fuera de los puestos remunerados. Prueba de hilar muy fino en los pequeños detalles para pasar por ganadores, por lo que la fortuna deberá ser aliada.

Mucha suerte equipo nuevamente y enhorabuena por los éxitos de ayer.
Excelente trabajo!!!

Escribe un comentario