Actualidad

High Brooklyn presenta su primer producto…

Pinterest LinkedIn Tumblr

Hoy es otro gran día para nosotros, de esos que se quedarán marcados para el recuerdo con el nacimiento de nuestro primer producto en cría por High Brooklyn & Celtic Rock. A primera hora de la mañana recibíamos la llamada de Federico Riopérez desde la Dehesa “Cantogordo” para confirmar el nacimiento sin ningún tipo de problema de una hembra castaña que recién comienza desde este 28 de abril de 2017 su vida destinada a la competición de PSI.

No tuvo suerte nuestra gran apuesta y madre de este primer producto, High Brooklyn, en el poco tiempo que estuvo en competición… Mucha clase, físico imponente, magnífico origen por “High Chaparral” y una línea materna excepcional con dos ganadoras del Arco del Triunfo como “Solemia” y “Silasol”. Una apuesta fuerte por nuestra parte que adquirimos en subasta de Milagro en 2013, pero que tras esperar pacientemente a dos años, pusimos en pista en un debut francés donde un mal recorrido le privó de lucirse. Después de esta, una lesión de tendón en su mano derecha le apartó de competición perdiéndose su edad clásica, y cuando todo parecía volver a la normalidad y comenzar su nueva andadura a cuatro años, tras un largo año de tratamiento y espera, una nueva lesión en el otro tendón en un entrenamiento previo a la reaparición, le apartó definitivamente de una triste y desafortunada vida en competición.

Pasado el trago amargo de asimilar su mala fortuna, recibimos la llamada de Federico para ofrecer su recién estrenado semental “Celtic Rock” en la Dehesa de Cantogordo para cubrir con ella. Ponía en marcha su nuevo proyecto con este hijo de “Rock of Gibraltar & Luna Celtica” y le encantaba el origen de nuestra yegua. Para nuestra familia, el gran “Celtic” siempre había sido nuestra debilidad, mis hijos prácticamente crecieron viéndole ganar grandes pruebas en Madrid, Sevilla y San Sebastián. En los primeros dibujos infantiles que aparecían por casa, siempre emergía un caballo de carreras con el nombre de Celtic Rock escrito en la parte de abajo, era casi una obsesión….. La guinda fue ese G3 que ganó en el “Prix Andre Bobain” que supuso su confirmación como uno de nuestros mejores caballos de nuestra generación.  Adicional a su indiscutible caché, manteníamos una magnífica relación personal con una de las familias referentes de nuestro turf como es la “Famila Fierro” por lo que sin dudarlo, y en esa misma llamada telefónica, le confirme a Federico nuestro deseo y gratitud por crear esta nueva línea de cría nacional.

No tuvimos mucha suerte en los primeros saltos allá por marzo y abril del pasado año, y cuando todo estaba casi perdido, confirmo preñez a finales de mayo. Una larga espera de 11 meses en el paraíso de “Cantogordo” dio ayer sus frutos con esta hembra castaña que vio la luz a las 5:30 de la mañana y que pone en marcha una nueva ilusión futura para nosotros. Estamos convencidos que la mala fortuna de High Brooklyn” en competición,  tornará en este su primer producto aportando la fortaleza, clase y robustez del gran “Celtic Rock”.  Una yegua que ojalá siga la fabulosa línea materna que marca su genética. Quizás como primer producto, no tenga precocidad, pero tiene esa distancia por parte de padre y madre para luchar esos grandes premios de 2.400 metros y que seguramente correrá bajo el nombre de “High Celtic” haciendo honor a su nueva linea por parte de padre y madre.

Mamá e hija permanecerán en la Dehesa durante todo este año, y decidiremos su futuro de cara al próximo año, aunque ya podemos adelantar que nuestra intención prioritaria es que algún día, no muy lejano,  pueda defender nuestros colores como lo hizo su madre, y devolvernos toda esa fortuna que se perdió por el camino…. En cuanto a “High Brooklyn” haremos un intento de salto en quince días para que pueda ser cubierta nuevamente y esperaremos mejor fortuna que el pasado año….. entramos ya en fechas muy al límite, y si no hay suerte en este mes de mayo, decidiremos dejarla vacía este año y comenzar su nueva andadura a comienzos del próximo para obtener un segundo producto con mejor nacimiento.

Queremos agradecer a Federico Riopérez, familia, y todo su staff, el enorme trabajo, dedicación y atenciones recibidas en este largo año de espera, y desearle toda la suerte del mundo a esta primera camada de productos “Made by Celtic” que recién comienzan este nuevo e ilusionante proyecto de cría nacional. Muchísimas gracias y mucha suerte! Ya queda menos para que llegue ese emocionante día de verlos competir….

 

Comments are closed.