Category

Actualidad

Category

Barbarigo” disputará este próximo domingo una prueba de condición sobre distancia 1.500 metros sobre la fibra del reinaugurado Gran Hipódromo de Andalucía que, casi dos años después, ha vuelto recientemente a ser protagonista del programa de carreras nacional. Deseamos y confiamos que el consistorio de la localidad de Dos Hermanas, que toma las riendas como responsable de la gestión directa de este Gran Hipódromo del sur, logre en esta nueva tentativa recuperar el prestigio dilapidado tras una desgraciada gestión de la anterior gestora. Solamente una vez viajó a tierras nazarenas el bueno de “Barbarigo”. Fue para disputar el GP de Andalucía allá por febrero de 2018 obteniendo un segundo puesto por detrás de “Céfiro”, que a la postre, sería ganador ese mismo año del GP de la Hispanidad.

Del amplio lote de aquella última cita, ya no queda ninguno en competición nada más que él, lo que dice mucho de su longevidad y su competitividad. Ha pasado ya un trienio desde entonces que ha sumado dignamente a su antigüedad, y es evidente que poco a poco, y año tras año, se ha dejado puntos de valor por las pistas de nuestro país. Pero lo que aún conserva intacto desde entonces son sus tremendas ganas de lucha cada vez que sale a competir, y es que el corazón que tiene este caballo está fuera de toda incertidumbre. Desde el verano, tres terceros puestos y un segundo en su última muy cerquita ya de la victoria es su tarjeta de presentación de forma en el GH de Andalucía este domingo. Aguanta el viejo ese buen estado de forma incluso al final de un nuevo año, como si de un potro se tratara, y eso dice mucho del enorme trabajo de su nuevo preparador y las ganas que todavía tiene el viejo por galopar en una pista de carreras. Desde que llegara a su patio a finales de agostos, su joven preparador Román Martín se ha entendido con él de una manera muy especial, y es todo un gusto oírle hablar con tanto cariño y devoción sobre su comportamiento tanto en el trabajo diario, como en el patio donde ya hace tiempo se ganó los galones. El caballo sigue mostrándose con mucha fortaleza y entrega en sus entrenamientos, luce en estas fechas cercanas al invierno un pelo y forma envidiable, y todo eso manifiesta una confianza plena tanto para el caballo, como para su preparador que le tiene en palmitas desde que se acuesta hasta que se levanta. Al recién reinaugurado recinto de Dos Hermanas viajamos como lo hizo por última vez con el objetivo de pasar por ganadores. De un lote corto de cinco participantes que finalmente han quedado en el partant definitivo, el viejo nos ha dicho que, aún con todo el respeto que le merecen sus rivales, no le tiene miedo a ninguno de los cuatro que lucharan por este premio. Se sabe superior, y eso es lo que más confianza nos ofrece para que finalmente pueda pasar por ganadores este año, de la misma forma que lo ha hecho durante toda su vida en competición en años anteriores.

Con 55 kilos de escala queda muy bien situado en esta prueba de condición con respecto a todos sus rivales, y donde la pista de fibra tampoco debe ser un hándicap en contra. Es varias veces ganador sobre esta superficie, y solamente un imprevisto infortunio que no merece, le privaría de atacar ese único objetivo de pasar por ganadores por primera vez en ese recinto, y poner su particular “ecart” a cero después de un largo año mereciendo esa victoria.

La reciente sanción de “puesta a pie” interpuesta a nuestro jockey Ignacio Melgarejo no nos permitía contar con él en primera instancia, pero un recurso presentado en el pasado lunes ante los comisarios del JCE abrían la opción de confirmar su monta en este primer día de sanción y, en caso de que el recurso no llegue a buen fin, retrasar al menos su cumplimiento una jornada más tarde. Será pues Ignacio Melgarejo de nuevo el compañero que viaje a su tierra natal para tratar de desquitarse de su última donde le dejaron con la miel en los labios en los últimos metros. Imaginamos que las órdenes que le dará Román no serán diferentes a lo que nos lleva mostrando el viejo durante toda su vida en competición. Saldrá rápido de cajones, se mostrará valiente en posiciones de vanguardia durante el recorrido con ritmo alto, tratará de llegar bien posicionado por carriles interiores para enfilar la recta para después aguantar el ataque de quien quiera ponérselo difícil en los últimos 300 metros.

Deseamos toda la suerte que merece un equipo volcado con un viejo que todavía tiene mucha  pólvora seca para disparar.
Vamos a por ello equipo!!!