En la mañana de ayer en el hipódromo de la Zarzuela, iniciábamos nuestra particular andadura en la temporada de otoño con nueva preparación y con el debut en nuestro país de dos potrancas de dos años con las que teníamos especial ilusión ver en pista, y que finalmente nos dieron una buena dosis de confianza de cara a su próximo futuro.

Después de un bonito camino desde que naciera, viéndola crecer semana a semana en nuestra yeguada, “Oceanic Blue” debutaba en un lote reducido de tan solo 4 participantes. La principal misión que tenía Nico de Julian en su montura, era hacer un trabajo serio en la hierba, y que la yegua se llevara buenas sensaciones en ese primer recorrido, con la única prohibición explicita de no utilizar la fusta. Perdió metros en una salida rápida de los dos favoritos que pillaron desprevenidos a los dos debutantes, pero pronto se apretaron ambos para contactar con ellos y situarse a su grupa en lote compacto. Hasta el poste de los 300 metros “Oceanic” fue bien metida en carrera aguantando el envite de los mayores, pero, mientras que Nico se limitaba simplemente a mantener un galope redondo sin ser exigida, los dos punteros pusieron la palanca a máxima potencia exigiendo a sus pupilos para la lucha final, y poniendo tierra de por medio. Al final, un cómodo tercer puesto, que paga con creces un reenganche magníficamente bien seleccionado por la preparación, y que nos sirve para comenzar a sumar ya desde la primera carrera, y lo que es más importante, ponerla en marcha con un más que cómodo debut que seguramente le hará acelerar su evolución.

Nuestra intención con ella era debutar y ver si podría estar en el bombo del Gran Premio de la Subasta, pero va a ser complicado que finalmente demos el paso, y muy probablemente, nos quedemos a las puertas de ese gran partant. La yegua es evidente que aún le queda mucho recorrido y, ahora mismo, habría que luchar contra muchos ejemplares que están por delante en esa bonita final. Posiblemente, bajaremos el listón para correr alguna carrera más este otoño, si es posible contra las de su misma nacionalidad, y después, esperaremos pacientes a su edad clásica que es cuando esperamos mucha mejora de condición.

En el Premio Carlos Sobrino (Criterium de Potrancas) debutábamos en España a la recién adquirida francesa, “Super Trip”. La buena presencia en el Paddock pronto la situó de favorita en taquillas, pero en el círculo cerrado de trabajo sabíamos que la corta distancia de la prueba sería su mayor hándicap con respecto a su compañera de patio “Incredit”, con mucha más precocidad y velocidad en su genética, como así demostraba en sus trabajos previos. Nuestras opciones pasaban por ir relajada durante el recorrido en posiciones conservadoras, y así lo hizo Ignacio hasta bien entrada en la recta donde fue posicionándose para lanzar su ataque. El problema es que “Incredit” había ya lanzado su ataque definitivo con una velocidad endiablada, y en el poste de los 200 metros ya se podía intuir su clara victoria. Al final, sin opciones de disputar la carrera, “Super Trip” se limitó a defender una cómoda medalla de plata dejando algo de gasolina en su motor. Vaya por delante nuestras felicitaciones a la cuadra Marques de Miraflores donde su pupila exhibió una incontestable punta de velocidad muy superior al resto, que se tradujo incluso en un nuevo récord sobre el poste de los 1.400 metros. Al final, una bonita y merecida gemela de patio que confirma las dos buenas adquisiciones francesas este verano, que sube un punto la calidad de nuestras dos años en nuestro país, y ofrece una gran confianza al patio de Christian Delcher para este otoño.

Veremos durante la semana la evolución de “Super Trip” después de una dura carrera, pero si todo marcha bien, podemos confirmar una primera intención por parte de la preparación en estar presente en el Gran Criterium para medirse a los machos con esos 200 metros más que mejorarán sin duda su condición y opciones para la carrera.

Finalizamos con nuestros agradecimientos al nuevo equipo por estas dos primeras colocaciones, y a las dos montas del día con un Nico de Julian que hizo exactamente la carrera que se le pedía para un correcto debut de Oceanic, y un Ignacio Melgarejo que, como nos decía en el post, disfrutó mucho de una yegua de enorme calidad, a la que predestina muy buenos augurios de futuro en mayor metraje.