Tras las dos muy malas actuaciones de “We Know” sobre distancia, probamos a este hijo de “Teofilo” en distancia corta millera para salir de unas dudas muy fundadas, a tenor de lo visto en su genética. Será el próximo miércoles, donde nuestro reenganche hecho efectivo hoy, nos confirma en el próximo partant de la tercera jornada de San Sebastián sobre distancia de 1.500 metros.

El pasado 9 de junio decidimos retirarlo del premio “Hector Licudi” que tenía previsto correr sobre distancia de 2.000 metros (con la pertinente sanción económica y administrativa por parte de JCE), justo en el momento que nos llegó un primer informe técnico donde nos mostraba que su distancia, independiente de lo que hasta la fecha había corrido en Inglaterra, se asemejaba mucho más a un millero que a un “stayer”, como así había mantenido su condición en las islas. Por parte de línea paterna, su prestigioso padre, dos veces ganador de G1, “Teófilo”, sus cinco salidas a pista se traducen en victorias sobre la misma distancia de 1.400 metros, y por los datos con los que contamos, es un semental que marca mucho su genética en gran parte de su producción. Con respecto a su línea materna, mucho más a tener en consideración, su madre “Yellow Rosebud” fue doble ganadora de Grupo3 sobre la milla, y colocada de Listed en 1.400 metros, no habiendo corrido nunca en distancia superior a los 1.600 metros. Su único producto, a parte de “We Know” es por “Duch Art”, y en sus dos únicas actuaciones ha sido también doble colocado en distancias de 1.400 y 1.600 metros. Ahondando aún más en la línea materna, los siete hermanos de “Yellow Rosebud” han tenido su periplo en competición en distancia por debajo de los 1.800 metros, excepto uno de ellos, que casualmente, resulta ser el menor valor de todos ellos.

Todos estos aspectos junto con otros debidamente contrastados y apoyados también en un físico compacto y musculado, mucho más acorde con los «sprinters» que a los propios «stayers», nos hicieron replantear la situación y obviar todas sus carreras anteriores en UK y, posteriormente sus dos malas salidas aquí, para probar en esa nueva horquilla de distancia que nos marcan sus papeles genéticos. Entendemos que no tiene mucho sentido que un preparador inglés haya mantenido esta horquilla en distancias de fondo sin haber probado tan siquiera una sola carrera por debajo de las dos curvas, pero el rendimiento de “We Know” en sus dos últimas salidas y algunos borrones también en las islas, ha dejado claras muestras de no ser demasiado competitivo en distancias por encima de los 2.000 metros, sin ningún aparente problema físico que pueda inducir a ello. Para nosotros, pasar tan rápida y drásticamente de distancia es una apuesta arriesgada y que jamás antes hemos realizado, pero asumimos ese riesgo para despejar un mar de dudas, una vez que todos dentro del equipo estamos muy perdidos con su rendimiento en competición. Fue un caballo que adquirimos con suma ilusión y con el objetivo de estar presente por primera vez en todo un GPM y, que después, la realidad nos ha hecho desistir de ese anhelo totalmente inviable a día de hoy.

Dicho esto, su próximo partant tendrá muchas interrogantes que trataremos de despejar en función de su actuación. Recorte drástico de distancia, carrera a mano contraria a Madrid, nueva pista y viaje por medio son muchas de esas incógnitas que él mismo deberá despejar ante un lote de 8 participantes definitivos, después de tres reenganches y, donde tendremos buenas referencias tanto por arriba, como por abajo. “Doctor Oscar” y el recién adquirido “Nimr” por parte de Oscar Anaya, son caballos de buen valor y favoritos de la prueba que nos servirán como referencia por la parte de arriba para contrastar ese nuevo valor millero que hoy ponemos en marcha. Por la parte de abajo, tenemos también la referencia de dos caballos de valor inferior a 30, y que también sería una buena reseña, en este caso en modo negativo.

Nuestro Jockey Ignacio Melgarejo vuelve a subirse con la única intención de mejorar sus anteriores. Vamos a ver ese primer “feelling” que pueda tener en sus manos en cuanto se abran los cajones y se ponga en marcha. Esperamos y confiamos que el caballo responda a ese alto ritmo que supuestamente tendrá la carrera en una pista rápida y en distancia corta, y que le quede suficiente pulmón y corazón después para atacar los últimos metros contra, al menos, dos caballos de muy buen nivel. Desde luego no será una carrera fácil y sinceramente, creemos que estos dos caballos son actualmente superiores en esta distancia, pero nuestra intención para esta carrera no es precisamente pasar por ganadores, sino despejar muchas dudas y volver a empezar con él. Si tenemos la suerte de que esos informes tengan parte del sentido que parecen tener, el caballo sin duda estará en la lucha por el trío. Si por el contrario, el caballo vuelve a sucumbir como en sus dos anteriores, estaremos todavía mucho más perdidos y mucho más lejos de una posible solución….

Mucha suerte equipo y vamos a ver si la apuesta mereció la pena.