Tras el día grande de San Sebastian, donde pudimos disfrutar de la 51 edición de la Copa de Oro brillantemente ganada por el inglés “Amazing Red”, llega el segundo día grande de la semana con la jornada del Gran Premio Gobierno Vasco. Turno para “Barbarigo” que reaparece en esta pista este próximo domingo en la segunda parte del Gran Premio, o también llamada coloquialmente como la consolatoria al Gobierno Vasco. Hasta el último momento hemos dudado entre estar presentes en el Gran Premio millero del verano, o pasar a disputar esta opción B, pero finalmente nos decantamos por dejar pasar esa siempre bonita sensación de correr un nuevo “Gobierno Vasco” y buscar mejores opciones en esta consolatoria, incluso teniendo que “convencer” a nuestra preparación para dar cumplimiento a nuestra decisión final, que en este caso concreto ha primado por encima de los planes del “prepa”.

Los motivos sobre los que se fundamenta nuestra decisión son tan obvios como opciones existen entre una y otra prueba. “Barbarigo” dio la talla el pasado año en el Gran Premio con un buen tercero luchando hasta casi el poste de meta con el mismísimo “Noray”, que este año bien podría repetir triunfo con permiso de “Oriental”. La línea de “Noray” se ha mantenido en el tiempo, pero desgraciadamente “Barbarigo” ha retrocedido al menos dos escalones esta pasada primavera, que son suficientes como para valorar sus mejores opciones en esta consolatoria y, que por supuesto, nos consolaría de gran manera, y nos serviría para comenzar el ascenso merecido de un caballo de gran valor que ha tenido una primavera fuera de su habitual tono.

“Barbarigo” se medirá a un buen lote finalmente de ocho participantes, tras la retirada de “Einar”, con la única intención de remontar valores pasados por encima de esa barrera psicológica del 40. No hay mucha excusa para no cumplir en la lucha por una nueva victoria para él. Su forma está para poder competir dignamente en el Gran Premio, pero sus opciones ahí estarían muy comprometidas con, al menos, cinco caballos con un claro valor superior este verano. En esta consolatoria las opciones cobran mucha más vida y, aunque salimos con esa mantilla 3 que indica un peso alto con 61 kilos, la ventaja con respecto a los dos primeros en plomo como son “Presidency” e “Impressionant” nos alivian considerablemente. Este hijo de “Canford Cliffs” ya nos ofreció su gusto por la pista donostiarra el pasado año y, si además, esa forma que la preparación ha buscado con vistas al Gran Premio se acerca a los 10 puntos, nada parece tener en contra para desmentir esa última salida en el Carudel donde estuvo plano y muy lejos de su habitual y contrastado valor.

Monta en esta ocasión para Julien Grosjean que vuelve a vestirse con nuestros colores después de que lo hiciera por última vez en 2011 con el viejo “Orlov”, donde tuvo la recompensa de un segundo puesto. Confianza plena en el francés que cuenta con un excelente ratio este año en San Sebastian de casi el 50% de sus salidas en el trío.

Repasamos nuestros breves comentarios sobre nuestros rivales.
“Presidency”, casi intocable en pruebas de velocidad pura, pero vulnerable en distancias a partir de los 1.400 metros. 2 kilos también por encima y una pista blanda podrían ser suficientes argumentos para batirlo.
“Impressionant”, a día de hoy no es mejor caballo que “Barbarigo” y con un kilo más en su montura debería estar a su grupa en el poste de meta.
“Cañedo”, primero y segundo en sus dos precedentes este año en Lasarte. Muy buena fue su preparatoria. Si repite valor, estará casi seguro en el trío.
“Born to Be”, viene de ganar en la misma pista con peso alto ante un lote menor. Aquí hay mucho más nivel, pero tiene calidad para copar puestos remunerados.
“George du Guern”, muy cargado de carreras en el verano, ya dio síntomas de fatiga en la preparatoria. No parece ser la mejor elección y puede ser el descarte natural del lote.
“Vert Parsley”, solo parece fallar en pruebas de alto nivel como la pasada Poule o el Gran Criterium. Esta es accesible aunque sea contra viejos…. A intentar meterse en el trío.
“Leitza”, buena potranca que solo falló en la Poule. Viene de estar en el trío en su anterior ante un muy buen lote. Buena escala. Para nosotros, el rival a batir.

Carrera por tanto muy abierta y sin un favorito claro, donde los viejos deberían imponer su experiencia por encima de unos buenos tres años.

No podemos finalizar la crónica sin una mención especial al Gran Premio del Gobierno Vasco, como prueba millera por excelencia del verano en nuestro turf. Diez aspirantes donde sobresalen dos grandes ejemplares de nuestro circuito como “Oriental” y “Noray” como adultos del lote. El primero busca su primer grande en España después de un amargo segundo puesto en el Carudel donde nada pudo hacer con aquel «Bayoun». El segundo busca recuperar sensaciones y tratar de tripitir victoria en este gran premio y hacer historia. A estos dos viejos añadiremos el junior “Napanook”, que llega con el cuchillo entre los dientes y con la confianza plena del “prepa”.
Suerte para todos los participantes de la jornada y, de manera muy especial, para todo el equipo de Juan Luis Maroto.