Esta temporada 2018 vendrá marcada para nuestros colores granate y azul como un año especial ligado a nuestro décimo aniversario en el turf. El 11 de noviembre de 2008 nació nuestra cuadra con la compra de nuestro primer efectivo “Orlov”. Casi diez años después, seguimos con la misma ilusión de aquel primer día y con el orgullo de haber conseguido hacernos un pequeño hueco en este apasionante mundo donde hemos vivido innumerables e imborrables momentos que recordaremos toda la vida, y que queremos seguir viviendo los próximos diez años.

Comenzamos así la décima temporada con los efectivos que a continuación presentamos, aunque muchos de ellos ya sean conocidos de temporadas pasadas por todos los aficionados. Este año de celebración, hemos querido que fuera un poco más especial, y por ello, hemos realizado el mayor esfuerzo de todos los años en cuanto a número de efectivos en entrenamiento, al mismo tiempo de asegurarnos todas sus montas con un contrato al mejor jockey nacional del momento como es Borja Fayos por todo el 2018. Afrontamos este año el nuevo reto de la competición con una cuadra muy compensada entre nuestros efectivos con dos potros de dos años, una potra para la edad clásica, dos cuatro años, y un viejo de 9 que no tiene nada que envidiar al resto.

De mayor a menor, comenzamos la presentación con el que otro año más liderará nuestra cuadra, y no puede ser otro que el incombustible RANYAN. Viejo General con galones siempre visibles en la pista que ha sido, es y será, nuestro “ojito” derecho desde que era un potro. Teníamos ya ultimando su despedida en otoño del pasado año, cuando debió barruntar nuestra intención y se sacó de la chistera tres victorias consecutivas en su hipódromo talismán de Lasarte. Evidentemente, ante esa tremenda actuación de poderío titánico, valentía y honradez, no pudimos enviarle al prado nada más que a descansar un mesecito y retornarle  después a competición con vistas a este año. Su entrada en 9 años y su alto valor en hándicap serán un serio obstáculo para su devenir en esta su “última” temporada de competición, pero a este viejo gladiador no hay que subestimarle porque es capaz de volver a luchar un Gran Premio de distancia como se encuentre bien de salud y forma. Esperemos que las escasas lluvias del pasado año se tornen en este nuevo en pistas de barro para que el honrado hijo de “Gold Away” galope en su mejor condición, y pueda seguir sumando victorias un año más….
Suerte para tu último año, General !!!

Toca el turno a los que después de pasar por su edad clásica, se convierten en los nuevos “viejos” de la competición con cuatro años. BARBARIGO demostró el pasado año ser un caballo serio y con muchas posibilidades de entrar en la élite de los grandes. Con valor 40 se ha posicionado como uno de los mejores milleros de la edad clásica con un abanico grande en la versatilidad de la distancia, pudiendo llegar a ganar pruebas incluso sobre los 1.800 metros. Este año toca ya enfrentarse a los viejos de una manera mucho más seria y esperamos mucho de este hijo de “Canford Cliffs” con el que tenemos muchas esperanzas de competir en los Grandes Premios de la temporada, si podemos progresar un poquito más con él, y la salud nos acompaña. PARISIEN BLUE es el otro cuatro años en plantilla y, después de 8 meses luchando contra una fatídica lesión de ligamentos, esperamos la vida le sonría y pueda disfrutar de la competición, y nosotros con él después de su maltrecha edad clásica que ha pasado sombría. Ha sido mucho el esfuerzo el que hemos tenido que hacer con él durante ocho largos meses, y también mucho el esfuerzo por su parte, por lo que confiamos en una merecida recompensa a ese empeño.  Apenas pudo demostrarnos nada el pasado año antes de esta lesión y, desde hace 3 meses, está ya en entrenamiento con vistas a reaparecer el próximo febrero en Sevilla. Debe partir desde el fondo del pozo, pero creemos le será relativamente fácil subir escalones carrera a carrera durante la primavera, si la salud se lo permite y no recae en la misma lesión, hecho este que le impediría definitivamente continuar en competición.

En la edad clásica contamos con CARIBEAN BLUE, una hija de “Pour Moi” que por orígenes ya conocíamos de su poca precocidad. Le dimos un debut suave al final de sus dos años para ir viendo atributos, y la dejamos descansar y seguir creciendo durante todo el pasado invierno. A sus tres años llegó la hora de apostar por ella y confirmar si la clase y origen que atesora, lo pone verdaderamente en pista. Le vendrá muy bien incrementar la distancia a dos curvas, y según informes, con este único cambio ganaría 6/8 kilos de valor con respecto a sus dos años. Vamos a ver si son suficientes para posicionarnos en alguna gran prueba de distancia de la edad clásica y tenemos una buena yegua de fondo que nos permita seguir apostando por ella en el futuro. 

Los potros de dos años pasan este año pasan por un macho y una hembra. AMERICAN BLUE es el macho alazán y nacional adquirido en la última subasta ACPSIE procedente de la Yeguada HV. Es un potro con un físico espectacular, fiel reflejo del poderío alemán que tenía su padre, “Manduro”, pero quizás demasiado bebé de cabeza en estos primeros meses de trabajo. Va a costar tiempo verle partir de cajones este mismo año, pero aún es muy pronto para poder afirmar si podrá o no debutar a una edad demasiada temprana para su cabeza y origen. Lo importante es que está en entrenamiento desde el pasado mes de enero y ya se está formando a las órdenes de un experimentado entrenador que seguro le hará debutar cuando esté preparado para ello. Poco a poco le iremos viendo crecer en sus trabajos y pensamos que a mediados de año podremos valorar si es posible su debut en este mismo año o se retraso para 2019. La hembra se bautizó como DANUBIAN BLUE, una potra francesa que presentó nuestra propia yeguada en la pasada subasta ACPSIE y que tristemente quedó sin puja. Hija de “Canford Cliffs” y primer producto de su madre por “High Chaparral” , volvió de nuevo a nuestra yeguada después de la subasta, y allí pudimos ver día a día lo rápido que aprendía en el proceso de doma y posterior en sus primeros trabajos de picadero. Su nacimiento y su físico no señalaban demasiada precocidad y nuestra primera intención era dejarla tranquila hasta verano a la espera de un posible comprador, pero su forma de asumir trabajos, su seriedad y su rápido crecimiento físico nos hizo ingresarla en competición el pasado mes de enero y de paso, cumplir una antigua promesa con JC Cerqueira que nombramos como su instructor y compañero de viaje en competición.

Seis efectivos que serán nuestras seis ilusiones para nuestro décimo aniversario que recién comenzamos el próximo mes en el Gran Hipódromo de Andalucía con la reaparición de “Parisien Blue”. Esperamos disfrutar como los otros nueve años anteriores y seguir aportando ese grano de arena a nuestro turf para que aficionados y profesionales también sigan disfrutando de este maravilloso espectáculo con nosotros.