Este próximo miércoles disputaremos la primera salida a pista del verano donostiarra 2019. Un año más, volvemos a estas frondosas tierras verdes del norte para volver a competir en uno de los hipódromos talismanes que más alegrías y satisfacciones nos ha obsequiado a lo largo de nuestra historia. Será la primera salida donostiarra para “Danubian Blue” y, ojalá pueda tener la fortuna de coger el difícil relevo de un tal “Ranyán”, que a punto estuvieron de hacerle un monumento en aquel coqueto y legendario recinto. Será en el Premio “Arkupe Taberna”, coincidiendo con la segunda jornada de carreras de la presente temporada estival en una prueba de condición para potros y potrancas de tres años que no hayan ganado 8.000 euros. Casi esa cantidad fue el premio que ganara esta hija de “Canford Cliffs” en su fantástica presentación allá por el mes de noviembre y, que nos hiciera soñar en entrar en ese «olimpo» con acceso sumamente restringido. Rápidamente se disipó el sueño con su primera carrera a tres años donde estuvo realmente plana y apática, muy lejos de ese primer valor y sin apenas querer competir. Enorme decepción que se repitió en la Poule de Potrancas sin ninguna opción, y dejando constatado que no era su intención tampoco seguir compitiendo en esa carrera. Algo mejor, pero también estéril fue su tercera del año en el Premio “Nouvel An” con un ligero aumento de la distancia, pero también muy lejos de esa calidad demostrada en su debut. Expulsados de la antesala de aquel fastuoso «Olimpo» donde apenas estuvimos un par de meses rodeados de blancos  e inmaculados corceles y enormes platos de gloria, desdicha y ambición, decidimos enjuagar nuestro orgullo y regresar de nuevo al camino terrenal reenganchando en este premio, con esa distancia que desde el primer día pareció pedirnos, y en una pista blanda mucho más a su gusto, como así nos demostrara en su debut.

Bajamos considerablemente el nivel que se le atragantó en este inicio de su edad clásica y creemos que el reenganche bien merece una vuelta a su mejor condición. Muy confiados, vemos buenas opciones en este nuevo debut en pista, siempre y cuando su actitud esta vez sea mucho más positiva. Es evidente que desconocemos su adaptación al particular trazado donostiarra a mano contraria a la que hasta ahora ha corrido, pero ese es un hándicap equivalente prácticamente para todos, y no nos preocupa en exceso. Algo más nos preocupa el estado de la pista que necesitamos lo más blanda posible. La previsión de lluvia se mantiene para todo el día de mañana y esto dejará la pista más a su gusto. Si algo tenemos claro es que la yegua en sus tres carreras de Madrid con una pista firme no ha querido saber absolutamente nada. Si tenemos en cuenta que su debut fue en una pista embarrada y que fue capaz de batir a un magnífico plantel de la generación 2016, el silogismo nos indica que la yegua debería resurgir de sus cenizas sobre una pista blanda y alargando esa distancia de la milla donde nunca ha estado cómoda este año. El nivel del lote, aún con el máximo de los respetos que todos merecen, es considerablemente menor a sus anteriores enfrentamientos en “Poule” o “Nouvel An”, y esto también es un claro síntoma de confianza. La carrera es casi perfecta para ella y aquí no hay demasiada excusa para no estar luchando esa segunda victoria y salir definitivamente del pozo. Ya ha demostrado su calidad y también ha demostrado su tozudez, pero es hora de volver a revivir aquellos momentos en la antesala del Olimpo y comenzar de nuevo su ascenso. La yegua se emplea todas las semanas con buenos trabajos matinales, está con una forma excepcional, brillo en el pelo, lunares en el cuello, come como una lima…. todo esto no tiene sentido que no se traduzca en carrera.
Ignacio Melgarejo se vuelve a subir en ella y, en esta carrera de condición, nos aprovechamos de ese descargo de 1,5 kilos que nos vendría fantásticamente bien en caso de lucha cerrada. Será el primero en saber si la actitud de la yegua al salir a pista es positiva, o por el contrario vuelve a dar los mismos síntomas de apatía. En cuanto a las órdenes, imaginamos que simular el recorrido que tuvo en el debut sería lo más lógico, pero  desconocemos finalmente lo que “Cerqueira” pueda decidir.

Poco más que decir…. El reenganche tiene la firme intención de salir de las tinieblas y luchar una carrera relativamente factible. Todo lo que no sea estar remunerado entre los cuatro primeros de la prueba sería un varapalo con muy difícil futuro.
Mucha suerte equipo!!!