Tras un descanso de 25 días en nuestra yeguada a la que fue enviada “Danubian Blue” después de su última carrera en la pasada campaña veraniega de Madrid, retornamos con ella a entrenamiento en Hipódromo de la Zarzuela, esta vez, bajo la preparación de Alvaro Soto. La yegua ha tenido tiempo de descansar y despejar su cabeza alejada de la competición durante este verano en un entorno ideal para un pura sangre, disfrutando de la libertad de los prados durante 10 horas diarias, y un par de livianos trabajos a la semana para no perder excesiva forma. Confiamos que este periodo de descanso le haya servido positivamente para recargar pilas y cambiar esa actitud pasiva que ha venido demostrando durante toda la pasada primavera.
Queremos antes de nada agradecer el trabajo que hasta el pasado 8 de agosto hizo el equipo de Jose Carlos Cerqueira con ella que, tras un maravilloso e ilusionante debut a finales de sus dos años, no ha podido después retornar al más que decente valor que marcó en ese gran debut. Sin ningún problema aparente de salud, queremos con este cambio de preparación y, estos días de descanso en la yeguada, resetear su cabeza para tratar de ir subiendo ese valor que constatara a sus dos años y que la hizo debutar ganando a grandes potros, que después han contrastado el  buen valor de esa carrera.

El cambio de preparación no implica desconfianza al anterior preparador, pero sí que, en algunos casos muy particulares como es este, es necesario cambiar una rutina y comenzar con otro método que quizás le ayude a superar esos miedos constatados cada vez que sale a pista. No creemos que Alvaro Soto tenga la “varita mágica” u otros “dones” para incrementar valores sin más, pero solamente el cambio de patio, o un simple cambio de método, podría ser la clave para tratar de mejorar esa actitud, y a eso nos aferramos en esta última tentativa.
Dicho esto, continuamos manteniendo la confianza plena en el resto de los ejemplares bajo la preparación de Jose Carlos Cerqueira y, abrimos un nuevo camino a un joven preparador como es Alvaro Soto, que tratará de buscar la clave a una yegua en la que seguimos confiando como propietarios. Si no hubiera demostrado nada en ese debut, muy posiblemente ya estaría fuera de nuestra cuadra desde hace tiempo, pero algo nos sigue diciendo que tocando la tecla que necesita, su valor actual 28 debería incrementar considerablemente en esta próxima temporada de otoño que comienza en breve. Vamos a gastar esta última opción con ella de cara al otoño, y solo los resultados nos dirán si el esfuerzo de seguir manteniendo sus gastos de entrenamiento merecieron la pena.

Mucha suerte al nuevo equipo!!!