Llegábamos al Gran Premio Antonio Blasco 2018 con ese punto álgido de confianza que nos había demostrado durante todo el año el caballo que asumió el liderazgo de la cuadra tras la marcha de “Ranyán”. Gran Premio de entidad donde casi la totalidad de los 14 ejemplares de la prueba contaban con esa bonita opción de ganar el penúltimo grande del año.

Nuestra única opción inicial pasaba por un reenganche que asumimos con valentía y confianza, aunque  entendemos que esa confianza no se extendiera a muchos de los gurús del turf. La cuota de 20/1 que figuraba en taquilla, previo al golpe de cajones, no hacía presagiar esas buenas opciones, pero nuestro sentimiento y confianza estaban muy alejados de esos números, y contábamos con la certidumbre que “Barbarigo”, a pesar de esa cuota, lucharía otro Gran Premio.

Partíamos por cajón 1 y, con dos enérgicos braceos, Borja le puso en posiciones de vanguardia junto a los punteros. Permaneció por carril interior durante toda la recta de enfrente y abordó la curva para enfilar la definitiva por el mismo interior.  Le queríamos ver ahí, y así le vimos encarar nuevamente con descaro los últimos 400 metros. Nos encantan esos caballos que dan la cara, que son valientes, que buscan ganar desde cajones, y que luchan hasta el último aliento, por eso nos encanta “Barbarigo”…… A falta de 300 metros comenzó la lucha definitiva y nuestra opción tomaba fuerza. Nuevamente comandaba otro Gran Premio a falta de 200 metros y Borja por un momento se volvió a sentir ganador con él, pero la lucha comenzó a ponerse dura por dentro y por fuera y, en el poste de los 100, el tres años “Another Day of Sun” dio un golpe en la mesa y se fue a por la victoria sin contemplaciones. Sin opción para ganar, tratamos de aguantar los envites de “Cuppacoffe” y “Budgie” que atacaban por fuera, pero ya sin cartas, cedimos sin remedio también ante ellos en los últimos metros. Al final, Borja se resignó al cuarto en discordia, y “Céfiro”, nos robaba ese cuatro en el mismo espejo de meta que, con todos los respetos, merecía haber sido nuestro.

No hay mucho más que decir en nuestra crónica. De nuevo lo intentamos, de nuevo estuvimos cerca, pero desafortunadamente, de nuevo hubo mejores caballos en pista que terminaron por batirnos, y no queda otra que aceptarlo. Unas veces se gana, y otras se aprende, y así seguiremos aprendiendo hasta que los “Dioses del turf” nos inviten un día al Olimpo….. Dicho esto, nuestra más sincera enhorabuena a todos los responsables del brillante ganador “Another Day Of Sun”, un gran tres años que hoy ha dado un nuevo golpe para convertirse en poco más de minuto y medio en un magnífico caballo, y demostrar tener en su mano muchos ases para ser el referente de los próximos años.

Por nuestra parte, muy orgullosos de nuestro “Barbarigo”, un caballo que ha llegado a esta cita luchando todas y cada una de las duras salidas del año, demostrando en la gran horquilla de distancia entre 1.400 y 1.800 metros, que es un gran caballo. Enorme temporada que comenzara en el Gran Premio de velocidad sevillano allá por el mes de febrero con un segundo puesto por detrás de “Céfiro”. Otro gran segundo en su siguiente por detrás de otro pedazo de caballo como “Alaraz”. Un tercero en otra dura prueba en el Premio Arkaitz. Un enorme tercero en el GP Gobierno Vasco donde se partió la cara con otro caballazo como “Noray”, y otro gran segundo reapareciendo en un Gran Hándicap de entidad. Quizás hubiera merecido algo más en el año que esa única victoria con “Rubén Maroto”, pero estamos convencidos que tenemos uno de esos caballos de Gran Premio que hoy ha vuelto a subir de valor, y estamos seguros de que lo mejor está por llegar…..
Ahora sí, llega el merecido descanso invernal, y solo queda agradecer al equipo todo el fantástico trabajo que han hecho con él durante un durísimo y largo año. Sin duda, “Barbarigo” volverá a intentar buscar su Gran Premio en 2019….