Ayer “Barbarigo” no pudo confirmar su claro favoritismo en su tercera salida a pista en este año 2018. Un tercer puesto que nos sabe mucho más agrio que dulce y que tanto preparador, como monta, como nosotros mismos como propietarios, aceptamos con resignación. Se dice que siempre es difícil confirmar favoritismo en taquillas y precisamente esto es lo que más duele por fallar la confianza en nuestro caballo de los apostantes y de los simples aficionados que ayer querían rendir pleitesía a un caballo que ha demostrado haber pasado esa barrera de hándicap y asomarse merecidamente, escalón tras escalón a las grandes ligas nacionales.
Ese flagante favoritismo estaba más que justificado en un lote de gran nivel donde solamente su espléndido aspecto en el paddock hizo a los dudosos volcar la balanza. Forma de 10, la mejor monta posible del momento, su distancia perfecta, buen cajón central y mucha moral por parte de todo el equipo, eran importantes alicientes para tratar de compensar esos 62 kilos que poco a poco le irían pasando factura durante el recorrido. Pero en estas circunstancias de positivismo había algo que también teníamos que tener para pasar por ganadores, y es algo que difícilmente podemos conseguir con trabajo, dedicación y constancia, y no es otra cosa que “la suerte”.
Esa pizca de suerte que todo propietario y preparador necesita para cruzar primero por meta en una preciosa y cerrada llegada en foto de cinco caballos como fue esta. Un último tranco en contra, una pequeña porción de estiramiento en el cuello, una cabeza baja en el momento de cruzar el espejo, o un último maltrecho talonamiento son mínimos aspectos que pueden hacerte pasar de tocar la gloria a asumir una inmerecida derrota de estar tercero. Carrera calcada a su gran hándicap del pasado otoño (Infanta Beatriz) donde con el mismo peso llegó también tercero en lucha cerrada sin que la suerte tampoco estuviera de nuestro lado. En alguna puntual ocasión hemos podido criticar las valoraciones de los handicapers en las asignaciones de valor de los caballos que compiten en nuestro turf, pero también sabemos elogiar, como fue el caso de ayer, la magnífica labor realizada en este lote para poder presenciar una de las llegadas más bonitas que vamos a poder disfrutar durante este año y que sirve como magnífico ejemplo para enganchar a nuevos aficionados. Clavados los valores de los cinco primeros, y por qué no decir, de todo el lote, donde solamente apenas 7 cuerpos separaron a los nueve primeros clasificados. Nos quedamos con un detalle importante a tener en cuenta, y es que el único de los tres top de la escala por encima de 60 kilos que dio la cara hasta el mismo poste de meta fue “Barbarigo”, lo que demuestra su gran corazón, entrega y calidad que ostenta. 

La carrera se desarrolló según lo previsto con un valiente “Wild Ranger” comandando un compacto lote desde el mismo golpe de cajones. “Barbarigo” siguió su grupa y esperó el momento en el poste de los 400 donde puso una marcha más con dura disputa siempre con “Wild Ranger” que seguía sin bajar las manos. Los últimos 100 metros fueron de auténtico infarto para los cinco protagonistas con un “Shesspirr” que llegó por calle exterior como un obús desde casi el infierno de las últimas plazas, para alzarse con una preciosa victoria.
No nos sobró ½ kilo de plomo, simplemente nos faltó ese ½ kilo de suerte para confirmar un favoritismo del todo merecido. Se esfumó por tanto nuestra opción de pasar por ganadores en esta tercera tentativa del año, y las siguientes serán aún más complicadas con nuestro punto de mira puesto ya en la preparatoria al Gran Carudel. Un muy buen segundo en su reaparición en Sevilla, otro gran segundo contra la élite de nuestro turf en la anterior, y este tercero en un gran hándicap de nivel, nos ofrece esa garantía de poder confirmar en este primer Gran Premio del año para este hijo de “Canford Cliffs”. Toca un pequeño descanso para recuperar fuerzas, la carrera de ayer fue tremendamente dura para él y para todos, y aunque el caballo no dejó un gramo de pienso en su cena como es habitual, necesita un par de semanas de máximo sosiego y tranquilidad para recuperar glóbulos rojos, y en apenas dos meses (27 mayo) afrontar el “Premio Nertal” como preparatoria al Carudel.

No podemos cerrar nuestra crónica sin extender públicamente nuestro apoyo, afecto y cariño a todos los responsables de “Wild Ranger”, y más concretamente a sus propietarios de la cuadra “Jimena”. Este valiente hijo de Bushranger, que apenas había cumplido sus seis años de edad, se dejó literalmente la vida en la carrera de ayer. Es la cara más amarga de nuestro turf y tremendamente difícil de encajar por todos. El cruel infortunio de la competición hizo que una mala pisada en su mano derecha se rompiera y lamentablemente tuviera que ser sacrificado. Me temo que todas las muestras de cariño serán pocas para tratar de consolar a sus propietarios, pero desde nuestra cuadra queremos rendir homenaje a “WILD RANGER” con nuestra promesa de dedicarle la próxima victoria de “Barbarigo” en su honor.
Mucha fuerza amigos, hoy quizás no haya salido el sol para vosotros, pero muy pronto seguro os vuelve a dar luz.

Sobre el resto de la jornada, destacar la bonita victoria de “Kodiac West” en la Poule de potrancas, por delante de una muy reconocida “Ategorrieta” y la grata sorpresa de “Soupha” como tercera de las manos de nuestro amigo “Eduardo Buzón”, que vino desde Marruecos a demostrar su enorme trabajo y profesionalidad para lucirse en la Poule, y llevarse con “Belle Plante” una muy buena victoria del Premio Manola. “Nice to meet you” dio la campanada en la primera del día con un dividendo a ganador de 21/1 y “El Puntal”, en el Premio Jesús Méndez, volvió por la senda de la victoria para los amigos de “Hispánica” que bien merecían volver a repetir con él para desmentir y olvidar su última en tierras francesas. En la prueba de Gentlemen y amazonas, victoria de “IBai” con la monta del amigo “Carmena”, que siempre da la talla de gran profesional.